Continuar la historia

Picasso, prodigio del siglo xx

El Rincón del Arte

Picasso, pintor prodigio del siglo xx

Por Reynaldo Duran

Esta historia es una de las más emblemáticas entre los  artistas de ese periodo en la España del siglo pasado, se trata del artista Malagueño llamado Pablo Diego José Francisco de Paula Juan Nepomuceno María de los Remedios Crispiniano de la Santísima Trinidad Ruiz y Picasso. (según su acta de nacimiento).

Nace en Málaga España el 25 de Octubre de 1881 de padres burgueses, dos hermanas menores, Dolores (1884-1958) y Concepción (1887-1895); su padre era el pintor José Ruiz y Blasco y su madre María Picasso y López.

Picasso inició su pasión por el arte muy niño, quienes lo conocieron pudieron apreciar su talento muy sorprendidos, era inevitable ver en ese niño su virtuosidad, misma que fluía a través de sus vibrantes ojos negros con los que mandaba un mensaje al mundo del arte “soy el gran Picasso”. Su padre lo había descubierto, lo había notado, él no se había engañado nunca, sabía que aquel niño tenía una peculiaridad; Picasso parecía una grabadora, una cámara fotográfica , todo lo absorbía a su alrededor, dibujaba todo lo que le estuviera en frente y a los 11 años, después de que se trasladaron a la Coruña Picasso se albergó por entero al dibujo, aunque fue muy triste para toda la familia aquel traslado a la Coruña sin embargo para el pequeño Pablo fue muy provechoso pues en esta etapa realizó sus primeros dibujos de palomas, siguiendo los pasos de su mentor y guía, maestro y padre, Don José Ruiz Blasco

Pronto el alumno deberá superar  al maestro, y lo hizo! trabajando en una producción abundante y variada, lo que había aprendido mientras observaba a su padre que pintaba palomas , esto dio paso a que pronto se vería el traspaso de poder entre padre e hijo. Acababa Pablo de cumplir los 14 años y una noche su padre le pide que termine de pintar un gran lienzo de palomas, a lo que Pablo, siempre decidido tomó el pincel, la paleta y sin titubeos el pequeño maestro se metió en el cuadro creando así una obra impresionante. 

El padre de Pablo se había quedado estupefacto ante aquella maestría, frente aquel niño prodigio, y se da cuenta de que su vida como pintor estaba  a punto de terminar, miraba como el pequeño Pablo daba luz y fuerza al cuadro y no dudo en comprender que Pablo podría formar parte de los círculos artísticos más importantes de España, lo que terminó siendo realmente verdadero. Don José , muy solemne entrega a Pablo su paleta, sus pinturas y sus pinceles. El escritor  Guilles Plazy dijo “Con este traspaso no solo entrega a su hijo su pintura, sino que tal vez se dijo asimismo que pablo conseguirá en el arte lo que él no había podido lograr, así que se produjo ese traspaso de mando con el gesto de la entrega de una paleta como diciendo : “ eres muy bueno, te dejo seguir adelante con todo”.

Don Jose consigue un  puesto de profesor de dibujo en la Escuela de Barcelona, y continúa adelante ayudando a su hijo a convertirse en un pintor académico y hará todo lo posible para conseguirlo.

Ya en Barcelona, Pablo empieza su carrera y en su primera clase de dibujo con tan solo 14 años se distingue de inmediato por su precoz manera de dibujar. Fue exagerado su progreso, tanto así que ya en el primer año de dibujo se notaba que no existía nada más que pudiera aprender, no había nada que Pablo no haya realizado, el padre de pablo comprendió que había llegado el momento de la consagración del joven artista Pablo Ruiz Picasso a la pintura académica y la pintura de salón, fue entonces cuando Picasso pinta un gran lienzo de salón , un cuadro oficial una proeza para el joven artista, la obra se llamó “La primera comunión”, realizada en el 1896, firmada como P Ruiz Picasso, a sus 15 años se había inscrito con esa majestuosa obra al mundo del arte académico de toda España. En 1896 Pablo se convierte en un héroe en Málaga, toda la familia y sus amigos se reunieron para apoyar al joven prodigio.

En 1897 le recompensan por la gran calidad de sus trabajos académicos con tan solo 15 años, y recibe una medalla de honor en la exposición Nacional de Bellas Artes; todos los pintores académicos de España como uno de los suyos , pero pablo había alcanzado un nivel que a ellos había costado 30 años lograr, un prodigio de los que solo nace uno cada siglo.

Con todo estos logros Pablo abandona la senda de la academia, con solo 16 años decide seguir su camino dejando de lado la senda trazada por su padre; con 18 anos Pablo necesita romper con lo académico , eso fue un fenómeno que vivió por el gran aprendizaje, prematuro y alucinante, toda la sociedad artística de la España del siglo xx, floreciente y marchita al mismo tiempo había visto o escuchado el fenómeno “Picasso” un niño prodigio que vivió unos amoríos con la candidez transformada , pero que nadie entendía que se debería transmutar constantemente , el fue el símbolo de una transformación.

Interpretación una obra
de Picasso
En sociedad

Comentarios

Entradas más destacadas del mes